IDENTIDAD DEL PROFESOR CRISTIANO (Demo)

53 (Demo)

Antes o después, todo educador, maestro o profesor se ha de enfrentar a una pregunta decisiva. Se trata de una pregunta radical, una pregunta que puede posponer pero no eludir. Antes o después, quizás en momentos de cansancio o de tensión fuerte (porque la tarea docente es, al decir de la psicología, de las más estresantes), se terminará formulando la pregunta por el sentido de lo que hace al enseñar. Pero es esta una pregunta que si no se hace, la respuesta parece obvia. Pero si el docente tiene la valentía de formulársela y la calma para pensarla, la respuesta deja de estar clara o, quizás, llega por donde uno mismo no se lo espera. La cuestión es: “Realmente, ¿qué es lo que hago en mi trabajo como profesor? ¿Cuál es el sentido de lo que hago? ¿Para qué o para quién estoy ‘quemando’ mi vida?” Las respuestas posibles son múltiples. Y conviene ser muy sincero al contestarlas, porque quizás uno descubra que lo que hace no es lo que quisiera hacer, o que hacer las cosas como las hace es lo que explica que esté tan ‘cansado de la enseñanza’, tan ‘de vuelta’ o tan ‘quemado’. La cuestión es aun más grave, porque quizás descubra que, simplemente, esta no es su vocación o su papel en la vida. Y entonces tendría que, honestamente, pensar en un cambio de trabajo y de orientación. Para algunos me consta que ha sido un auténtico alivio (psicológico… ¡y económico!)

[siteorigin_widget class=”Thim_Button_Widget”][/siteorigin_widget]

Autor: H29
Publicado por:  www.edelvivesinout.com/empapate/palabra/biblia-y-escuela/

Fecha de consulta: 31/07/2020

Leave a comment