“Mr. Indifferent”, un excelente corto para conversar sobre el valor de ayudar a otros (Demo)

Temas como solidaridad, tolerancia y la diferencia que existe al llevar una actitud positiva ante la vida, son algunas cosas que puedes conversar con tus estudiantes gracias a “Mr. Indifferent”.

Mr. Indifferent es un cortometraje creado por el animador árabe Aryasb Feiz, para Emirates NBD Bank. La historia cuenta cómo un hombre, que es totalmente indiferente a todo lo que le sucede alrededor, descubre el poder que tiene entre sus manos para cambiar las cosas.

El hombre va por su vida sin mirar al resto y sin molestarse en ayudar a otras personas. Durante el trayecto de su día se enfrenta a diversas situaciones en que podría haber marcado la diferencia y, sin embargo, no actuó.

Ante la situación de detener la puerta de un ascensor, Mr. Indifferent, no hizo nada por ayudar

Continuando con su camino, pasa frente a un parque de niños donde a una pequeña se le suelta un globo y se va volando. Justo en ese momento, el hombre pasó por el lado pudiendo atajar el globo, pero lo esquiva y sigue su camino.

Más adelante, Mr. Indifferent, pasa por fuera de un supermercado mientras una persona se encuentra dejando sus compras en la maleta de su auto. Lamentablemente debido a un desnivel en la calle, el carro de supermercado se desliza por la avenida. Mr. Indifferent pasa por el lado del objeto descarrilado y no hace nada por detenerlo

Pero la indiferencia del protagonista continúa…

Además, se topa con una mujer en la calle que necesita voluntarios para una causa social. Pero este hombre indiferente ni siquiera se molesta en escucharla –ni mirarla– y sigue de largo.

Todo seguía igual, las situaciones pasaban frente a sus ojos y él no sentía la necesidad de socorrer a esas personas en apuros. Sin embargo, al llegar a un semáforo en luz roja, algo cambió…

Una adulta mayor se afirma de su brazo para que este hombre indiferente le ayude cruzar la calle

El hombre, desconcertado ante el deber de ayudar a alguien, comienza a cruzar pero debe disminuir la velocidad de su marcha debido a la dificultad que tenía la adulta mayor para caminar.

Mientras cruzaban, y debido a la demora de la señora, la luz verde cambió a roja y, pese a que había un paso peatonal, un auto se dirigía por la avenida a toda velocidad sin verlos.

Cuando el hombre vio que el vehículo se venía contra ellos, en lugar de salir corriendo se quedó con la señora y detuvo el auto

Esta situación marcó un antes y un después en este hombre, ya que llegó a su casa y reflexionó sobre la situación que vivió. Al día siguiente, el cambio que tuvo en su actitud personal y conducta hacia las demás personas, cambió radicalmente.

Al levantarse y enfrentarse, nuevamente, a su camino habitual sí reaccionó para ayudar a las personas; detuvo las puertas del ascensor, ayudó a la niña con el globo e incluso se inscribió como voluntario en un actividad.

Frente a todas las situaciones que pasó, tuvo un cambio de actitud

Incluso, se encontró con nuevas situaciones en un hospital, en la calle y en otros lugares. A medida que avanzaba el día, el personaje notó que su cambio de actitud traía sonrisas, buenos momentos y situaciones más alegres.

De pronto, se encontró con otro hombre igual a él, antes de tener su cambio de actitud. Esta es una gran enseñanza del cortometraje, porque demuestra cómo además de de hacer un cambio en nosotros/as mismos/as, podemos generar un cambio en otros.

Hay muchas cosas que podemos hacer y que nos hacen sentir bien, y uno de los mayores placeres que podemos experimentar es dar y ayudar.

¡Una gran enseñanza que tus estudiantes pueden poner en práctica!

Autor: María Ignacia Carvajal
Publicado por: eligeeducar.cl
Fecha de consulta: 15/09/2021

Leave a comment