Sin miedo a nada – 4º Domingo de Pascua, Ciclo C (Demo)

Lanzarse en paracaídas las primeras veces requiere de una gran valentía. Por la confianza que tenemos en nuestro instructor conseguimos este objetivo pero también otros muchos retos. Así nos ocurre con Dios, cuando nos “dejamos conocer” por Él, nos dejamos amar de verdad, sin límites… Esta relación personal e íntima nos saca del individualismo para vivir desde lo comunitario, a la vez que nos empuja y nos lanza…
 ¡No olvides compartir!

 

 

 

 

Leave a comment