Tejiendo redes por la educación

image

El quince de octubre se cumplió un año del lanzamiento del pacto educativo global, en el que el papa Francisco nos convocaba a renovar el compromiso y el esfuerzo para responder a las nuevas urgencias educativas.

A un año del lanzamiento del pacto educativo global y atravesando todavía las consecuencias de la pandemia originada por la COVID-19, resuena con fuerza y actualidad la afirmación del Santo Padre, que nos dice que, “en un momento de extrema fragmentación, de extrema oposición, es necesario unir esfuerzos, crear una alianza educativa para formar personas maduras, capaces de vivir en la sociedad y para la sociedad”.

Forjar una alianza es uno de los principales llamados de esta iniciativa, y así se reafirma en el vademécum para el pacto educativo global presentado por la Congregación para la Educación Católica en septiembre, en el que, entre otras cosas, se invita a hacer red para compartir experiencias. Desde este espíritu, el Consejo Episcopal Latinoamericano, junto con la Confederación Latinoamericana de Religiosos, valoraron este tiempo como una ocasión propicia para tejer en la región una red de redes que sea el inicio de la alianza educativa a la que convoca Francisco.

En América Latina y el Caribe, desde hace muchos años existen distintas redes educativas promovidas por la Iglesia católica que, junto con las de otras confesiones religiosas, organizaciones de la sociedad civil y de los distintos Estados nacionales, trabajan comprometidas con la educación. En ese sentido, en el espíritu sinodal que mueve a la Iglesia latinoamericana en el camino a la asamblea eclesial, estas dos organizaciones se propusieron convocar a todas las redes educativas eclesiales a trabajar unidas, generando espacios de escucha y diálogo, que, en primer lugar, hagan visible la riqueza de las innumerables iniciativas en favor de la educación e impulsen a renovar el compromiso y compartir el esfuerzo.

Tejer por el pacto educativo global

Nació así la propuesta de realizar una serie de cuatro encuentros denominados “Tejiendo redes por la educación. El pacto educativo global en América Latina y el Caribe”, que tuvieron lugar en el mes de septiembre y octubre. Las premisas para concretar este proyecto fueron, por un lado, posibilitar el encuentro de los distintos actores que trabajan en la educación en la región para compartir las diferentes experiencias y acciones que se vienen realizando y, por otro lado, poder hacerlas visibles, no solo para conocer lo que se hace, sino para “tejer” una red de redes educativas eclesiales que asuman el compromiso por un nuevo pacto educativo global. El Consejo Episcopal Latinoamericano y la Confederación Latinoamericana de Religiosos se propusieron “poner la mesa” para que los protagonistas de la educación, tanto formal como no formal, representados en cada red educativa eclesial, se puedan sentar alrededor y compartir la vida y el camino en la tarea educativa.

Para ello, se convocó a las comisiones de educación de las conferencias episcopales y de las conferencias nacionales de religiosos, a la Confederación Interamericana de Educación Católica, a la Organización de Universidades Católicas de América Latina, a Cáritas, a las Redes Eclesiales Territoriales de Ecología Integral, a la Conferencia Eclesial de la Amazonía y a la red CLAMOR. Estos encuentros se piensan como un primer paso con los referentes convocados, que buscará ampliarse en siguientes instancias a otras organizaciones que también trabajan comprometidas con la educación. Como uno de los frutos de este evento, se espera poder iniciar un proceso de investigación que sistematice el trabajo de los encuentros y proponga una forma de continuidad para establecer un mapa de acciones en torno al pacto educativo global para ponerlo al servicio de la coordinación de esfuerzos que lo hagan posible en América Latina y el Caribe.

Hacer alianza, tejer redes, construir la aldea de la educación: es una buena noticia que distintos actores de la educación católica latinoamericana asuman este compromiso y comiencen transitar unidos este camino.

Es una buena noticia que actores de la educación católica latinoamericana
asuman este compromiso

Autor: Rodrigo Martínez
Publicado por: www.religionyescuela.com
Fecha de consulta: 01/12/2021

Leave a comment