DIDÁCTICA DE LA RELIGIÓN

image

Maestro no es el que suministra conocimientos a sus alumnos, por muy diestro que sea en el arte de la transmisión. Maestro es el que habilita al alumno para encontrar significados a los conocimientos, el que proporciona referentes de interpretación significativa de la realidad. Y esto es muy comprometido: exige compromiso no solo con lo que se enseña, sino con aquel o aquella a quien se enseña.

Si esto es válido para cualquier maestro, lo es mucho más para el maestro de Religión, y aún más para el maestro de Religión católica. «Enseñar con seriedad –afirma G. Steiner– es poner las manos en lo que [el discípulo] tiene de más vital. Es buscar acceso a la carne viva, a lo más íntimo de la integridad de un niño o de un adulto». Por eso, «una enseñanza deficiente, una rutina pedagógica, un estilo de instrucción que, conscientemente o no, sea cínico en sus metas meramente utilitarias, son destructivas. Arrancan de raíz la esperanza. La mala enseñanza es, casi literalmente, asesina y, metafóricamente, un pecado».

Las duras palabras de Steiner referidas al maestro en general son de especial aplicación al maestro de Religión católica. Este ha de presentar el mensaje cristiano a sus alumnos. Les habla de Dios. Mas, no sabe de Dios quien habla «de» Dios, sino quien habla «con» Dios. Cuando la enseñanza religiosa escolar se reduce a la transmisión de contenidos factuales y conceptuales empaquetados, aunque respondan a la más escrupulosa ortodoxia, se corre el riesgo de que esos constructos religiosos actúen como cuerpos opacos que se interponen entre el hombre y el Dios-Persona de la revelación, causando eso que M. Buber denominó el eclipse de Dios.

Por ello, dedicarse al estudio y enseñanza de los instrumentos que hacen más eficaz la propuesta escolar del mensaje cristiano a los educandos ha de estimarse como uno de los quehaceres pedagógicos de mayor sentido. Es imprescindible que el profesor de Religión se interrogue y encuentre respuestas a preguntas axiales: ¿de quién habla?, ¿a quiénes habla?, ¿en qué contexto lo dice?, ¿cómo ha de decirlo?

[siteorigin_widget class=”Thim_Button_Widget”][/siteorigin_widget]
Autor: Fundación SM
Publicado por: ore.fundacion-sm.org
Fecha de consulta: 15/02/2022

Comments (1)

Excelente documento de introducción y aproximación a la práctica de la Educación religiosa. Me gustaría saber sí hay material que amplíe el campo de práctica y formación para los docentes del área de la ERE.

Leave a comment